INICIO

La ibogaína es un derivado de la iboga, utilizado con propósitos medicinales y ritualistas dentro de las tradiciones espirituales africanas de la tribé Bwiti. Esta sustancia se encuentra en la corteza de las raíces del arbusto Tabernanthe Iboga que crece en Ãfrica central.

Desde hace miles de años ha sido utilizada por pueblos tribales y chamannes. Desde la decada de l960 ha sido empleada con mucho éxito en el tratamiento contra la adiccién a las drogas.

Medsafe recibió varios pedidos para importar a la Ibogaina a Nueva Zelanda. En respuesta a estos pedidos, Medsafe decidió aclarar su estado de inclusión en su programa.
La ibogaína es un alcaloide natural que deriva de las raíces del arbusto Tabernanthe Iboga ubicado en los bosques tropicales de Africa. Lo utilizan en bajas dosis algunos indígenas del oeste de África para combatir la fatiga, el hambre y la sed, y en altas dosis como sacramentos en rituales religiosos.

El uso de la Ibogaína para el tratamiento de drogodependencias se basa en informes de las experiencias de grupos de autoayuda europeos y norteamericanos, en los cuales los signos de los opiacios se retiraron y la ansiedad por las drogas como la cocaína y la heroína se redujo por extensos periodos de tiempo.

Aunque la Ibogaína tiene diversos efectos en el sistema nervioso central, sus objetivos farmacológicos como las acciones fisiológicas y psicológicas no están completamente entendidos.

La eficacia que se pretende de la Ibogaína tras la administración de una sola dosis se debe a la formación de un metabolito activo. La Ibogaína es O-demethylated a 12 hydroxyyibogaine (noribogaína) debido a la actividad de las enzimas del hígado. La Noribogaína al parecer tiene un ritmo lento de depuración en los humanos, sugiriendo sque algunos de los efectos secundarios de la Ibogaína se deban a las acciones del metabolito.

El Comité tiene una tabla de información en la cual se busca establecer que información de dominio público hay con respecto a la Ibogaína y a algunas víctimas fatales. Las figuras mostraban que el número de muertes por causa de la Metadona, la sustancia más contralada, es apenas más alto que aquellas relacionadas con la Ibogaina, sustancia que no está contralada.

El uso de la Ibogaína que se reporta con más frecuencia es en la reducción o eliminación de la adicción a opiacios.

La Ibogaína parece aliviar los síntomas del retiro de los opiacios. También se sugiere que la Ibogaína se utilice para el tratamiento de otros tipos de sustancias, como el alcohol, las metanfetaminas y la nicotina.

Dado que se utiliza para el tratamiento de adicciones terapéuticamente y de manera controlada, Medsafe cree que se puede llegar a un arreglo para clasificar a la Ibogaína y a su metabolito Noribogaína como medicamentos prescriptos. Esto no necesariamente restringiría su uso al área terapéutica, pero limitaría los intentos de venta libre y prevería el desarrollo de su uso como fármaco recreativo, aunque su consumo no sea tan placentero como el de las pastillas que se utilizan con este fin.

Medsafe también pidió de un psiquiatra que se propuso llevar a cabo un estudio clínico utilizando Ibogaína. Su opinión fue que su atractivo como fármaco recreativo es bajo; compartió su preocupación frente a su uso ad hoc como medicamento a la moda para adictos puede ocurrir, seguido por el interés en los medios en el producto y eso puede ser peligroso. El psiquiatra avala la idea de clasificar la Ibogaína como medicamento prescripto.

Debido su potencial como producto terapéutico, su perfil de seguridad y su potencial mal uso, Medsafe sugirío que la sustancia de Ibogaína, su metabolidto Noribogaína cumplan con los criterios de clasificación bajo el Acta de Medicina, 1981. Esto va a proveer la posibilidad de controlar la importación y dosificación de Ibogaína, su metabolidto o cualquier producto que contenga cualquiera de las dos substancias.

El Comité esta de acuerdo con la recomendación para clasificar la Ibogaina como medicamento prescripto.

Recomendación:

La Ibogaína y su metabolito Noribogaína es clasificado como medicación prescripta.